Are Smart Meters Safe? | First Choice Power

Son Seguros los Medidores Inteligentes?

Echémosle una mirada a la base científica y las preocupaciones de seguridad que giran alrededor de estos incomprendidos aparatos

Nuestro mundo moderno está saturado con la radiación de la radiofrecuencia (RF, por sus siglas en inglés) y la interferencia electromagnética (EM, por sus siglas en inglés). Incluyendo los controles de las consolas de videojuegos, la televisión por cable, los teléfonos celulares, las computadoras, los hornos eléctricos, las mantas eléctricas, los matamoscas eléctricos, los cojines eléctricos, el control remoto de los ventiladores de techo, los hornos de microondas… y la lista sigue y sigue.

Aun así, desde que los medidores inteligentes se empezaron a instalar para los clientes de electricidad en Texas, se ha difundido mucha información errónea. Las preocupaciones acerca de los medidores inteligentes más comunes son:

  • Emiten radiación de microondas.
  • Pueden causar mareos, fatiga, dolores de cabeza, sopor y/o palpitaciones a las personas que son electro-sensibles.
  • Sus campos electromagnéticos son cancerígenos.

Sin embargo, desde el 2010 cuando surgieron por primera vez los miedos respecto a los medidores inteligentes los investigadores de la salud han descubierto que los efectos de los campos electromagnéticos, la radio frecuencia y la “hipersensibilidad electromagnética” (EHS, por sus siglas en inglés) o no existen o es mínima. Para entender mejor lo que esto significa, revisemos cómo funcionan los medidores inteligentes y qué dicen los resultados de la investigación médica más reciente respecto a su seguridad.

La Base Científica de las Ondas de Radio y las Microondas

Are Smart Meters Safe? | First Choice Power

Las ondas electromagnéticas (EM) se mueven en una longitud de onda que oscila a una frecuencia específica. La longitud de onda es la distancia que cubre un ciclo completo de la  onda electromagnética, mientras que la frecuencia es el número de ondas electromagnéticas que pasan por un punto dado en un segundo. La energía EM también irradia o se le llama radiación.

Pero existe una gran diferencia entre radiar energía y la radioactividad. Otro término para la radiación puede ser “brillo” porque las ondas electromagnéticas brillan o irradian de su fuente. Esta no es la misma energía radioactiva de la radiación nuclear o radiación iónica que daña el tejido a nivel atómico.

A partir de septiembre del 2014, alrededor de 50 millones de hogares estadounidenses fueron equipados con medidores inteligentes que transmiten en las frecuencias de 902 Mhz y 2.4GHz. Aunque es cierto que la frecuencia de 2.4 GHz es la misma que usan la mayoría de los hornos de microondas y otros aparatos tecnológicos en los EE.UU., existe una gran diferencia en cómo se usan estas microondas.

Las microondas son ondas electromagnéticas cortas que miden entre 3 pies y un milímetro. Una señal de Televisión de Ultra Alta Frecuencia (UHF, por sus siglas en inglés) es una microonda con una longitud de onda de alrededor de 3 pulgadas y los hornos de microondas usan una longitud de onda de alrededor de 12cm (o alrededor de 4 3/4”). Los hornos de microondas están diseñados para usar energía de longitud de onda corta de alta frecuencia, (alrededor de 2.45 Ghz) para crear un campo eléctrico en constante cambio dentro del horno de microondas. La molécula del agua es un dipolo, lo que quiere decir que tiene un extremo con carga positiva y un extremo con carga negativa. Conforme el campo eléctrico se va moviendo dentro del horno, induce a las moléculas de agua a cambiar de un lado al otro ya que tratan de alinearse con los polos del campo. En lugar de eso, vibran, lo que genera el calor.

Pero para que algo se caliente, debe estar cerca del emisor y dentro de los confines del campo eléctrico cambiante. Aunque la fuga de la onda EM del microondas sí ocurre, esta energía se disipa rápidamente (los niveles de EM a dos pies de distancia del microondas son alrededor de 1/100 de los niveles a dos pulgadas de distancia).

¿Qué tiene esto que ver con los Medidores Inteligentes?

Are Smart Meters Safe? | First Choice Power

En EE.UU., los medidores inteligentes usan transmisión inalámbrica RF en las frecuencias de 902 Mhz y 2.4 GHz para transmitir los datos de consumo del cliente a la compañía de servicios públicos. Dado que el campo EM en este caso no se mueve, no puede generar calor. Los medidores inteligentes deben cumplir con los estándares de salud de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) para la exposición a EM/RF, la cual es 1 micro-vatio por centímetro cuadrado (1 μW/cm2) en un periodo de 30 minutos.

El ciclo de trabajo o periodo activo de un medidor inteligente es de 12 a 120 milisegundos (ms) por cada transmisión de datos, que es una vez cada 20 minutos más o menos. Esto equivale a aproximadamente 0.1μW/cm2 (muy por debajo del estándar de la FCC). En comparación, la exposición a EM/R que recibe una persona que esté parada a una distancia de 3 a 10 pies del medidor inteligente es 1,250 veces menos que si estuviera hablando por su teléfono celular. Mientras más lejos se esté de un medidor inteligente menor es el riesgo de exposición.

Hipersensibilidad Electromagnética (EHS)

Are Smart Meters Safe? | First Choice Power

Desde la década de 1990 y principios de la década del 2000, algunas personas creen que son sensibles a la radiación de la RF y a la interferencia EM. La llamada Hipersensibilidad Electromagnética (EHS) es muy controvertida. Los sitios Web que se oponen a los medidores inteligentes dicen que miles de personas sufren de zumbidos en los oídos, dolores de cabeza, náuseas, insomnio, arritmia cardiaca y otros síntomas después de que se ha instalado en su casa un medidor inteligente. A pesar de eso, muy rara vez proporcionan evidencia científica o médica convincente.

A la fecha, tanto en experimentos controlados como en pruebas en modalidad de doble ciego, se ha demostrado que las personas que dicen que sufren de hipersensibilidad electromagnética no pueden distinguir cuando están expuestas a los campos electromagnéticos y cuando no. En algunos experimentos las personas con EHS dijeron que podían detectar un bajo nivel de EM/RF cuando les dijeron que se estaba usando EM, aunque no estuvieran cerca de ningún campo.

En condiciones de doble ciego donde tanto el investigador como el sujeto EHS desconocen si hay campos EM/RF presentes, los resultados mostraron que “la gran mayoría de las personas que dijeron que podían detectar bajos niveles de RF-EMF no lo lograron en condiciones de doble ciego”.

Esto no quiere decir que las personas EHS no experimenten síntomas reales, pero se ha sugerido que están bajo la influencia del efecto nocebo (que es el opuesto al placebo). Esto significa que algunas personas tienden a sentirse enfermas porque creen que están siendo expuestas a algo que las enferma. Enfocan su atención y ansiedad en sus sensaciones y el estrés adicional produce sus síntomas.

La Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés) afirma lo siguiente: “No hay un criterio de diagnóstico claro para la EHS y no existen bases científicas para vincular los síntomas de EHS con la exposición EMF”.

¿La Exposición EM/RF Produce Cáncer?

Are Smart Meters Safe? | First Choice Power

En el año 2011, la WHO clasificó a los campos EM/RF como posiblemente cancerígenos para los humanos (Grupo 2B) lo que desató una tormenta de miedo enfocada en los teléfonos celulares y después en los medidores inteligentes. Algunas personas que se oponen a los medidores inteligentes deliberadamente quitaban la palabra “posiblemente” de la oración. Pero el hecho persiste que EM/RF está relacionada con dar cáncer a los humanos de la misma manera que el café y el talco.

Considera tu teléfono celular, el único aparato electrónico que está un largo rato en contacto directo con tu cuerpo. La investigación más reciente del Programa Nacional de Toxicología sometió a unas ratas y ratones a las frecuencias y modulaciones actualmente usadas en la comunicación por celular en EE.UU. por intervalos de 10 minutos durante 9 horas al día a lo largo de dos años. Los resultados del experimento mostraron bajas incidencias de tumores en los cerebros y corazones de las ratas macho pero no en las de las ratas hembras. Curiosamente, los machos que fueron expuestos a los campos EM/RF tuvieron vidas más largas que el grupo control que no fue expuesto a la radiación EM/RF.

Para enredar más las cosas, los resultados de estudios anteriores a gran escala basados en la población mostraron evidencia limitada de un riesgo mayor a desarrollar cáncer. Evidencias “limitadas” quiere decir que los resultados fueron contradictorios y que las metodologías de los estudios no eran comparables.

Aunque es discutible que la EM/RF del uso del teléfono celular represente un mayor riesgo al cáncer, los medidores inteligentes generan tan poquita radiación EM/RF y por menores periodos de tiempo que cualquier riesgo podría ser insignificante. La Sociedad Americana Contra el Cáncer señala que tener evidencia de que existe un vínculo entre el cáncer y los medidores inteligentes sería imposible debido al número de fuentes de radiación EM/RF en la vida moderna, considerando que la cantidad generada por los medidores inteligentes es muy, muy poca.

En resumen, ¿son seguros los medidores inteligentes? .

Related Posts

About 

Vernon Trollinger is a writer with a background in home improvement, electronics, fiction writing, and archaeology. He now writes about green energy technology, home energy efficiency, the natural gas industry, and the electrical grid.