Siete Consejos para Que La Casa o Departamento que Rentas sea Más Eficiente en Energía Eléctrica

Rentar una casa o departamento en Texas es a menudo una espada de dos filos.

  • Por un lado, generalmente no tienes que preocuparte por darle mantenimiento a los electrodomésticos ni al aire acondicionado ya que ese dolor de cabeza es de tu casero.
  • Por el otro, generalmente uno no hace nada para mejorar los electrodomésticos o aire acondicionado que son ineficientes en su consumo porque pertenecen al casero, pero cuyo funcionamiento te puede costar una fortuna.

Por suerte, existen siete maneras para el consumo inteligente de energía eléctrica cuando se trata de una casa o departamento rentado, que pueden reducir el consumo y disminuir la factura mensual de electricidad. Llevarlos a cabo es fácil y económico y tu hogar seguirá siendo un lugar cómodo para estar.

1) Lámparas LED

Lo más probable es que cuando te mudaste hubiera focos incandescentes en el departamento. Aunque los focos incandescentes son baratos, su consumo es caro y su vida útil es corta  — alrededor de 1,000 horas (aproximadamente un año).

Reemplaza los focos que más uses por lámparas LED. Estas consumen mucha menos electricidad. Una lámpara LED de 13 vatios ilumina igual (en lúmenes) que un foco incandescente de 60 vatios. Las lámparas LED duran mucho más – cerca de 25,000 horas (alrededor de 10 años) – y los precios de las lámparas LED básicas están disminuyendo.

Aún mejor – siempre puedes volverlas a cambiar por focos incandescentes cuando te mudes de ahí y llevarte tus lámparas eficientes en consumo.

2) Cambia Regularmente Los Filtros de Aire

Los filtros recogen mugre, polvo y otros contaminantes del aire. Con el tiempo se tapan y el aire acondicionado/caldera central tiene que consumir más energía para hacer circular el mismo volumen de aire, lo cual se refleja en tu factura de electricidad.

Tú puedes tomar el control al cambiar los filtros de aire  cada tres meses (más a menudo si fumas o tienes mascotas). También, mantén las rejillas de ventilación libres de polvo y cuida que no las tape la alfombra o algún mueble.

3) Cierra Esas Cortinas

Específicamente, debes de cerrar las cortinas de las ventanas que dan al sur y al oeste durante el día. Esto evita que el sol caliente las habitaciones y el resto de tu hogar.

Las cortinas con aislamiento térmico o forro térmico bloquean el sol y reducen la ganancia de calor de una habitación en un 33%. Las cortinas también sirven como aislante de la conducción del calor en el invierno por lo que conservan las habitaciones más calientes.

4) Pon a Funcionar los Electrodomésticos Grandes por la Noche

Los electrodomésticos grandes como son el lavavajillas, la secadora y el horno, funcionan con calor. Este calor incrementa la carga de trabajo de tu aire acondicionado, lo que aumenta la factura de electricidad.

Usarlos por la noche, cuando está más fresco afuera, puede reducir la carga de trabajo del aire acondicionado. Además de que podrás aprovechar de los precios fuera de la hora pico.

Consejo para la Secadora — Reduce aún más tus costos de energía disminuyendo el uso de la secadora. Cuelga la ropa del tendedero. Si eso no es una opción, coloca la ropa mojada en un tendedero plegable y usa un ventilador de pie para secarlas.

Consejo para el Calentador de Agua — La mayoría de los calentadores de agua usan tanques que se conservan calientes y listos para usarse — aun cuando no estás usando el agua caliente. Un buen consejo es bajar la temperatura del calentador durante el día, cuando estás fuera y subirla cuando regreses. Si colocas una cubierta aislante para el calentador de agua a su alrededor, puedes mantener el agua caliente por más tiempo.

5) Súbele al Aire Acondicionado Cuando Estés Fuera

Si pones a funcionar el aire acondicionado a 78°F en lugar de a 72°F te puedes ahorrar entre el 6 y el 18% de tu factura. Esto mantendrá las habitaciones frescas y — mucho más importante — menos húmedas mientras te vas al trabajo.

Si estás en casa, confía en los ventiladores de techo para mantenerte fresco. Esto te permite subirle al termostato, colocándolo a 4°F sin que dejes de sentirte cómodo. Aunque no enfrían la habitación, los ventiladores te hacen sentir más fresco porque su brisa evapora de manera natural el sudor de tu cuerpo.

6) Apaga el Aire Acondicionado

En lugar del aire acondicionado, prueba a abrir las ventanas por la noche. Coloca uno o más  ventiladores en las ventanas para crear una brisa cruzada para enfriar tu habitación. Y en la mañana cierra todas las ventanas.

7) Apágalos

Dejar encendidas las luces, los ventiladores de techo y los aparatos electrónicos cuando nadie los está usando es un desperdicio de energía eléctrica que además aumenta la factura. Para los aparatos electrónicos que dependen del consumo en espera, usa un enchufe múltiple inteligente para monitorearlos y apagarlos. Los enchufes múltiples inteligentes se apagan completamente después de un periodo de tiempo establecido, lo que apagará cualquier cosa que hayas enchufado ahí.

Related Posts

About 

Vernon Trollinger is a writer with a background in home improvement, electronics, fiction writing, and archaeology. He now writes about green energy technology, home energy efficiency, the natural gas industry, and the electrical grid.