How Do I Fix That? Part 2: Hanging a Picture with a Heavy Frame

¿Cómo Arreglo Eso? Parte 2: Colgar un Cuadro con un Marco Pesado

Aunque nos encante ver los programas de “home improvement” en la televisión, muchos de nosotros no sabemos realizar los proyectos de mejoras a la casa básicos. La serie ¿Cómo Arreglo Eso? te mostrará cómo abordar una serie de problemas que a todo dueño de casa desde tiempos inmemoriales. Cada capítulo te guiará a través de un proyecto para que sepas qué esperar antes de poner manos a la obra. Así es que enfúndate en unos pantalones viejos y arremángate la camisa que nos vamos a ensuciar.

En este número te vamos a ayudar con una de esas tareas que parecen sencillas y difíciles al mismo tiempo: Colgar una obra de arte o cuadro que tenga un marco muy pesado. Hablaremos de las estrategias para determinar cómo y dónde colocar tus anclajes así como las maneras de garantizar que el cuadro no se caiga.

¿Cómo Arreglo Eso? Parte 2: Colgar un Cuadro con un Marco Pesado

“Esto”, dijo mi cuñado apuntando primero al enorme cuadro enmarcado que estaba apoyado contra el sofá y luego apuntado a la pared desnuda sobre la chimenea. “Va allá”.

Aunque el cuadro probablemente pesaba solo unas cuantas onzas, estaba oculto en un marco dorado de madera aserrada que se enmarañaba alrededor del cuadro en un cúmulo desmesurado de enredaderas, hojas y flautas de estilo romántico. Con el vidrio y la marialuisa, el conjunto completo parecía más bien un edificio. Lo único que le hacía falta era el estacionamiento.  

 “¿Cómo se le hace para colgar una pesadilla como esta?”, me preguntó

Sopesé el marco que me pareció como de 40 ó 50 libras. Era hora de ponerse a trabajar.

Si este escenario suena como que necesitamos herramientas profesionales, relájate. Todo el proceso es en realidad muy fácil y tú lo puedes realizar. Hay dos pasos básicos:

  1. Determinar qué clase de soporte tienes en la pared; y
  2. Elegir qué usar para colgar el cuadro.

También es una muy buena idea contar con alguien que te ayude. Colgar un cuadro voluminoso puede ser complicado, dependiendo de las dimensiones y peso del marco.

Ubicar La Fuente de Soporte

Lo primero que quieres hacer cuando vas a colgar algo es anclarlo a uno de los montantes verticales de madera de la pared o a uno de los cortafuegos horizontales. Se pueden ubicar los montantes dando golpecitos a la pared ya que el espacio donde no hay montantes suena fuerte y resonante y más agudo donde sí los hay. De todas formas es un método poco preciso que requiere práctica y si vives en una casa más antigua de paredes de listones y yeso, cometer un error te puede causar problemas.

Los localizadores de montantes electrónicos  funcionan al detectar la densidad a través de los cambios en el campo electrostático. Operados con pilas y relativamente económicos, pueden ubicar los montantes que están detrás de la tablaroca, del yeso y de las paredes de listones y yeso. Muchos de ellos también pueden detectar los cables vivos lo cual es una buena característica ya que es muy poco placentero encontrarse con uno con un clavo.

  • Enciende el localizador de montantes electrónico y bárrelo lentamente de lado a lado sobre la superficie de la pared en el área donde deseas colgar tu cuadro.
  • El localizador de montantes hará un bip, un chillido o algún ruido cuando hayas encontrado un montante.
  • Vuelve a barrer a través de esa área hasta que el localizador ubique el centro del montante.
  • Haz una marca con un lápiz.
  • En el caso de que vayas a usar varios anclajes de pared, puede ser que necesites ubicar otros montantes adicionales.

Si el lugar donde quieres colgar el cuadro no tiene un montante apropiado, no te preocupes. Puedes usar un sistema de anclaje que soporte un gancho para colgar cuadros. El  anclaje de pared común es un taquete de plástico que se inserta en un orificio pre taladrado. A las versiones para trabajo pesado se les llama taquetes molly, taquetes de expansión o expandibles. Conforme se le da vueltas con el desarmador, el anclaje se va deformando y expandiendo en la tablaroca (o yeso) o empuja un sujetador hasta el otro lado de la tablaroca para evitar que el anclaje se suelte.

El truco es elegir el correcto para el peso que quieras que soporte y para la forma en que lo vayas a colgar. Un consejo clave con el que me he topado es que es mejor usar un anclaje que pueda sostener 3 o 4 veces más del peso que quieras colgar. Si tu monstruosidad enmarcada pesa 40 libras, te conviene tener 120 libras de capacidad de anclaje.

Con un Gancho y Alambre

La mayoría de los cuadros se puede colgar de la manera tradicional: Argollas D clavadas o atornilladas a ambos lados en la parte trasera del marco con un pedazo de alambre amarrado en ellas. Entonces se coloca la pintura sobre la pared y el alambre se cuelga de un clavo colocado convenientemente.

También se pueden usar los tornillos de ojo pero asegúrate de que no sean muy largos y de que no maltraten la madera del marco.  Puedes pasar un alambre de acero inoxidable a través de cada argolla y si usas una herramienta para suajar el alambre puede quedar sujeto de manera fuerte y confiable.

Si se trata de un cuadro pesado como el de 50 libras que mencionamos antes, usa un cable de acero inoxidable con capacidad para 120 libras. También es buena idea usar dos (¡o hasta tres!) ganchos para colgar anclados a la pared a la misma altura pero separados a la misma distancia uno del otro, para sostener el cable. De esta forma, la carga se distribuye pareja y si con el tiempo se afloja un anclaje, tienes uno o dos más de apoyo.

La Conexión Francesa

En el cuadro para mi cuñado, me decidí por usar un listón francés (o “riel para galería”). Son muy fuertes y se pueden usar para colgar gabinetes, estantes y cuadros muy muy pesados. El listón francés está hecho de dos piezas de madera o de metal que están cortadas en un ángulo longitudinal. Una de ellas se atornilla firmemente a la pared, con su cara angulada hacia la misma. La otra se pega a la parte trasera del marco con su cara angulada invertida; de esa forma cuando se juntan, se enganchan.

La parte complicada es asegurarse de que ambas piezas del listón francés se monten derechas en la pared y en el cuadro. Usa un nivel para instalar la pieza en la pared y asegúrate de colocar correctamente la que va en la parte trasera del cuadro. Tómate tu tiempo y se tan preciso como puedas.

Los listones franceses de madera pueden tener de 1/2” a 3/4” de espesor por lo que debes considerar colocar un espaciador en la parte inferior del marco. Los listones franceses de metal son mucho más delgados y son más robustos; los encuentras en los centros de mejoras a la casa por menos de $15.

Recuerda: Siempre es buena idea consultar a tus amigos, familiares o colegas con más experiencia para que te ayuden en este tipo de proyectos. Si no sabes cómo realizarlo quizá no sea buena idea empezar un proyecto y luego no poder terminarlo (¡o estropear tu casa!) solo por falta de conocimiento.

No te pierdas el próximo número de ¿Cómo Arreglo Eso?, en el cual te ayudaremos a instalar las persianas de tu casa.

Related Posts

About 

Vernon Trollinger is a writer with a background in home improvement, electronics, fiction writing, and archaeology. He now writes about green energy technology, home energy efficiency, the natural gas industry, and the electrical grid.